Recuerdos de Calamocha

Recuerdos de Calamocha

domingo, 5 de diciembre de 2021

Crónicas de Football CF Calamocha 0 CD Caspe 1

 

Crónicas de Football

 

CF Calamocha 0 Caspe 1

 

Partido a la hora del remolachero en el campo del futbol de la Doncella Jumaya allá en Calamocha en una fría mañana de diciembre domingo 5 del año del señor en curso 2021 donde ha reinado el cierzo y la mala suerte una vez más que parece perseguir al equipo de la villa que lejos de levantar cabeza va de tropiezo en tropiezo; las cosas como son, mereció algo más.

 

La suerte que le fue esquiva al equipo lo fue para nosotros los calamochinos de la diáspora que pudimos disfrutar de ver un partido en directo desde la tierra que nos viera nacer a través de la pagina web de la televisión aragonesa, así que mientras atendia a la paella fui viendo el partido. Me lo pase en grande, disfrute, pero sufri una barbaridad.

 

Estuve en el campo por San Roque cuando el equipo se enfrento al Teruel y verlo ahora es ver la realidad de las cosas, el césped amarillo de frio lo debe estar pasando mal entre el hielo y la nieve y el poco sol. Como el partido se retrasmite con una solo cámara, me quedo sin saber cuando publico hay, y como es evidente embotao de frio no esta con ganas de chillar. Si se ve en cambio parroquia en torno a la barra del bar bien abrigados y combatiendo el frio  y el desánimo con caldo de cebada, pues eso que llaman sensación de frio a buen seguro aumenta cuando vas perdiendo y en el minuto ocho, de carambola y con suerte los de Caspe a través de Rotellar se adelantan, marcan y pam pam se acabo. Me desespero. Pero queda mucho partido.

 

Le paso un wasap a José María de Jaime quien echa de menos alguna que otra crónica futbolera en El Comarcal para que se conecte y disfrute de la mañana calamochina: “ a ver si empatamos y ganamos” me responde a escape.

 

Como atiendo al conejo, el  pollo y la costilla me parece que desde el gol y tras un buen comienzo de los calamochanos los de Caspe nos están dando sopas con honda y parece un recital tan es así que por momentos parecen gigantes, si bien en los minutos finales el equipo rojillo se esporriña y lanza alguna que otra falta y corner cara los tendidos de sombra, cuando había pinos de la plaza de toros sin suerte alguna.

 


Comienza la segunda parte y me entra el pánico, resulta que no encuentro el arroz, los de Caspe están como yo y se acoquinan, buenos minutos locales, ha salido un tal Lafita, apellido ilustre en el futbol aragonés que parece tener un imán en las botas y también David Muñoz encargado de cocinar el juego y da resultado sin duda el equipo no para de achuchar y no pierdo detalle de un lado a otro del campo. En el banquillo caspolino se tapan con mantas, en el local algo mas ahorraos no están para tonterías, quieren levantar el resultado, por un momento hasta sale el sol, será que dios viene hacer justicia pienso. Hay que hacer algo con los pajares pienso, o mejor colocar la cámara en el lado contrario para que se vean las gradas. Veo el pajar y cualquier día se me termina de hundir, pasan camiones, la autovía sigue, el ataque también pero no marcan. El portero caspolino un tal Campos a decir del comentarista tiene a todos los santos de su parte, excepción hecha claro esta de San Roque, el Santo Cristo, y la recua de semana santa. Pero ellos son mas fuertes.

 

Monologo calamochino y un tiro al larguero que al salir rebotado da en la mano de un contrario, uno de Caspe que pasaba por allí, un defensor dentro del área medio cayendo a la virulé, es penalti claro pienso, y lo pienso por que vamos perdiendo que si fuera de Caspe no pensaría lo mismo, el caso es que no lo pita, una pena, pero en días así supongo que de pitarlo lo fallamos, o lo para el santo del portero.

 

Tres o cuatro ocasiones acabando el partido, algún que otro contrataque donde nos podrían haber dado matarile y me doy cuenta de que llevo el azafrán de Monreal en la mano, y una paella sin azafrán ya se sabe, como un partido sin goles de tu equipo, no tiene sentido. Una pena, dos minutos de añadido y la parroquia, que chillo y chillo con aquel larguerazo a casa con las manos vacías. Al final, cae la niebla sobre el campo, el comentarista muy académico ha estado brillante, pero yo me quedo con el buen saber de Angel Vizarraga y compañía cuando meses atrás retrasmitían a través del Facebook desde la grada de la Dehesa los partidos de la pandemia.

 

Por tanto derrota inmerecida del Calamocha, justa victoria del Caspe, que cada uno decida, ya que el empate no pudo ser, tan solo es futbol, la próxima semana más. Al equipo de la villa el falto el gol y a mi el zafran.

 

Queda el Calamocha en tierra de nadie camino de la cañadilla, confiemos en que encuentre la suerte y los santos hagan su trabajo.

 

Dedicado a Jesús Tello, quien ha aguantado a pie de campo el frio y la derrota.

 

Acaba el partido y el corresponsal del Diario de Teruel cuelga la crónica, se ve que tiene frio y quiere marcharse a casa

No hay comentarios: