viernes, 10 de marzo de 2023

Jane Austen

Querida Jane. Soy yo quien por fin escribe aquella carta de amor de la que tantas veces hablamos cada vez que se fallaban los premios del concurso de literatura epistolar al que nunca llegamos a escribir.

¿Por dónde empiezo? Desolado por la tragedia de la vida una vez más escribo estas líneas a golpe de dolor y recuerdo con lágrimas en lugar de tinta, ¡se acabó una vez más la comedia de la vida! Me cuesta horrores, todo me duele y lo primero perdón pues no voy a saber escribirte tanto cuanto mereces. 

Te has ido en medio del frio quizás por eso ahora recuerdo te regale El origen del frio de JA Vizárraga. Siento escalofríos ¿qué sucederá en agosto? cuando llegue y no te encuentre. ¿Recuerdas? fue allá por el 2015 tras mucho escribir surgió Cuando las vacas daban leche y te encanto. Del simple saludo de toda la vida pasamos a la amistad y nos empeñamos en recuperar el tiempo perdido, como si eso fuera posible o hubiese ocurrido, a la complicidad, a los sanroques efímeros y aquella paella de conserva y visita a tu peña que nunca llego. 

Y aquel 14 de agosto en la plaza de la iglesia cuando volvieron Los Inhumanos y ¡que chasco! y ¡que frio! y ¡que viejos estaban! pero que bien lo pasamos junto a ellos una vez más, ahora la última, ¿Qué estas leyendo? preguntaste, no te rías, conteste, Orgullo y prejuicio. Novela que ya habías leído por que eras una lectora consumada y nos recomendabas librerías y te apasionaba el teatro, te encantaba actuar, lo mismo que ayudar a tus semejantes, ¡soñabas con Calamocha! ¿Pero a quien quiero engañar? por mucho que escriba no encontrare palabras para agradecerte tanto como te debo.


Fotografía tomada del Facebook de Los Inhumanos, el cielo debe ser algo así

14 de agosto de 2018 Plaza de la iglesia Calamocha

Me pedias que escribiera de nuestro eterno amor por el pueblo y eras tu precisamente, mejor que yo una embajadora extraordinaria. Fuiste mi mayor apoyo conforme más y más gente iba leyendo el blog e íbamos subiendo peldaños juntos, necesitaba tus consejos. Recuerdo cuando me llamaste tras enviarte el pregón de semana santa, la primera en leerlo fuiste tú, fue emocionante, luego fueron llegando otros escritos y tú eras siempre la primera. ¡Ha sido tanto lo compartido! y tan triste este último año, “no dejes de escribirme”, recuerdo seguía pasándote escritos que nadie ha leído y sonreías y te pase los audios del acto del covid en el teatro y llego el silencio, ¡tú que corrías a dar las gracias!, me temí lo peor y mi madre la tarde del 30 de enero me dio la noticia de tu muerte. 

De la crónica de Calamocha viernes 12 de agosto de 2022

De parte tarde me escapo a visitar a Jane Austen para llevarle la copia número uno de la crónica en papel, las otras cuatro quedan en la radio, comarcal, biblioteca y archivo.

Voy al tercer barrio con miedo, a la hora de cenar. Entro en su casa y me abraza con fuerza, me derrumbo, no deja de sonreír, mañana se marcha a Zaragoza, no sale de casa, pañuelo a la cabeza y pijama de rayas, “la vida es bella”, charra, también su madre, hermano y familia, los cinco minutos se convierten en una tarde noche maravillosa. Ella tapa la puerta, me abraza con fuerza y me sonríe, me quiere, no puedo escapar, me iré cuando me deje, desborda vitalidad, la conversación resulta imborrable. Quedamos en tomar la fresca el año que viene. Nos encanta hacer planes. Sentirnos vivos. 

Para Conchi Martin: Gracias. Todos los besos del mundo. Te queremos un montón. Seguiremos hablando sé que en sueños como otros que se han ido vendrás a verme o yo te buscare. Recuerdos a la Tía Nati.  


Publicado en El Comarcal 3 de marzo de 2023


viernes, 17 de febrero de 2023

En recuerdo de Otilo Alba Polo

Esta es la pequeña historia, el recuerdo al joven Otilio Alba Polo, cuya madre era de Torrijo del Campo. Nacido en Barcelona en 1915 fue fusilado en el Campo de la Bota en Barcelona el 18 de marzo de 1941 como miembro del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) responsable de propaganda y de establecer contacto con los compañeros exiliados)

A quien hoy rinden homenaje sus compañeros de partido, junto a Tomás Pons Albesa  (*)  que corriera su misma suerte



Homenatge als afussellats del PSUC al cementiri de Montjuïc.

Van morir per la llibertat i contra el franquisme. Eren del PSUC. Sempre en la memòria.

Diumenge 19 de febrer 12.00h Fossar de la Pedrera

Otilio Alba Polo y Tomás Pons Albesa



Esta es la historia de Otilio Alba Polo recordada por su prima hermana Nati Alba Mateo (Barcelona 1928 Toulouse 2012) presente en el momento de su detención y posterior fusilamiento.

En la primera década del siglo pasado la familia Alba-Lozano junto a sus siete hijos, cinco varones y dos hembras Elena y Fermina abandona Algarra (Garcimolina) un pequeño pueblo en la provincia de Cuenca con destino a Valencia. Al llegar, como pobres tenían dos opciones volver o acampar junto a otros en la playa para tomar un barco cuyo destino desconocían, muy probablemente al África francesa. La idea les seduce y optan por esperar y subir al barco el cual finalmente les llevo a Barcelona. Días después pudieron desembarcar, los emigrantes iban bajando por turnos a lo largo de los días. Sin recursos, sin trabajo ni lugar a donde ir vagando por las ramblas llegada la noche la policía les conducirá de nuevo a acampar entre los pobres. Meses después la búsqueda del patriarca dará con un viejo compañero de mili y este les acogerá en su casa.

Asentados en Barcelona la familia unida se abrirá paso como albañiles y se adentrará en el mundo del anarquismo. Otilio Alba Lozano el hijo mayor caso con Antonia Polo “La Maya” natural de Torrijo del Campo quien se encontraba sirviendo en Barcelona de cuyo matrimonio nacería Otilio Alba Polo (Barcelona 1915 y fusilado en el Campo de la Bota el 18 de marzo de 1941 como miembro del Partido Socialista Unificado de Cataluña (PSUC) responsable de propaganda y de establecer contacto con los compañeros exiliados).

Entre toda una familia de anarquistas el joven Otilio se decantaría por el comunismo influenciado por Felipe García Guerrero “El Matas” compañero de nuestra tía Fermina Alba Lozano. No veas lo bien que unían y se entendían los cuñaos, con el Matas, el comunista que andaba siempre por casa, ser de la familia lo salvaba, la oveja negra él y mi tía, eran los rojos.

Llego la guerra y la perdieron, El Matas y Fermina se fueron a México, el resto incluidos mis abuelos Alba-Lozano cruzaron a Francia, el campo de refugiados de Agde sería su primer hogar. A mí me llevaron a Calamocha, tu abuela Rosa cruzo las líneas para ponerme a salvo y despedirse de sus hermanos, mi madre y el tío Blas. En Barcelona quedo solo Otilio Alba Lozano, el mayor de los hermanos, a pesar de sus claras ideas republicanas, no había entrado en política ni participado en la guerra salvaguardando los intereses económicos de una familia ya asentada y la casa del Paseo de los Ciudadanos el orgullo de la familia, calle a la que su padre, mi abuelo años atrás había dado nombre y autorizado el ayuntamiento de Barcelona, con el fin de tener una dirección, un hogar y poder recibir correspondencia.

El caso es que al acabar la guerra, mi tío y su mujer, Antonia Polo, “La Maya”, junto con mi prima Carmeta y mi primo Pepito, se morían de hambre. Tenían todo intervenido y no podían sacar el dinero del banco, y tenían, mucho, ya lo creo,  jodida guerra, mira que hay maneras de pasarlas putas en esta vida, que te voy a contar, pero morirte de hambre teniendo dinero.

Mi tío no podía sacar nada del banco ya que necesitaba la firma de su hijo Otilio apoderado de la empresa de los Alba y mi primo estaba huido en Francia. El caso es que sin él, sus padres, sus abuelos ahora que habían vuelto de Agde y sus hermanos se morían de hambre. En Francia la familia, mi padre y todos, no pudieron evitarlo, mi primo, no hizo caso a nadie, joven que era, joven y buena persona, así tras en primera instancia huir a Francia volvió a Barcelona, para salvar a su familia del hambre.

Al cruzar la frontera lo apresaron y lo tuvieron unos meses en un campo de concentración hasta que por fin lo dejaron marchar a casa. Era joven y demasiado confiado, buena persona, demasiado, la policía lo iba a vigilar consciente de que tarde o temprano entraría en política, como así fue.

Llegue de Calamocha a ver a mis abuelos y primos y al segundo o tercer día de estar yo en casa, allá en el Pasaje de los Ciudadanos, llamaron a la puerta y se lo llevaron preso a la Modelo, ya se sabía que eso podía pasar, enseguida lo juzgaron y lo mandaron fusilar. La detención fue muy tranquila, ni un grito ni una mala palabra.

Algún amigo lo denuncio, lo de siempre, por dinero, por miedo, por seguir vivo, la casa estaba llena de papeles de propaganda recién impresa ese mismo dia, también se llevaron a mi prima Carmeta que tiro por la taza del retrete cuanto pudo, para amedrentarlo la apresaron, aunque la soltaron enseguida. Por supuesto imaginamos quien fue el delator, pero nunca pedimos cuentas, cosas que pasan, ya sabes a que te expones a lo uno y a lo otro, a que te delaten o a delatar.

No tuvo suerte, en esta familia nunca la hubo, luego mis primos, sus hermanos también murieron jóvenes. La suerte no está con nosotros.

Aquellos días de tristeza mi prima Carmeta y yo cogíamos a su padre muerto en vida el hombre andaba con dos gayatas y mi prima y yo cada una con un cojín para que pudiese descansar del Pueblo Nuevo Rambla abajo nos íbamos al Cine Casino Alianza a ver “Morena Clara” de Imperio Argentina y Miguel Ligero todos los días que podíamos ¡la de veces que iríamos!, diez, doce, a la espera de que lo fusilaran.

Los mismos soldados acudían a la familia para decirnos que señal con tiza le harían al ataúd, pues una vez muerto a cada uno se lo llevaban a un sitio, así podías saber al menos donde le habían dado tierra, aunque no te dejasen acercarte. Salimos a la calle a despedirnos cuando paso hacia el Camp de la Bota. Aquellos días aprendí la canción que ha ido detrás de la familia toda mi vida.

“El día que nací yo, que planeta reinaría, por donde quiera que voy, que mala estrella me guía”

Volví a Calamocha unos días después, recuerdo que el último domingo que pase en aquella casa fue toda una fiesta, vino gente de toda la comarca y celebramos un bautizo, había nacido entre la familia y amigos un niño y le llamaron Otilio. La vida seguía, había que tirar para adelante.

Noemi Alba y Jesús Lechón

 



POESIA

 

Recordar que Miguel Alba Lozano autor de lo que viene a continuación, aprendió a leer y escribir al nacer sus hijas, poco antes de llegar la republica contando ya con casi treinta años, para aprender se apuntó a las clases de la CNT, apenas diez años después escribió lo que aquí podemos leer.

 

Una primera poesía dedicada a su sobrino Otilio Alba Polo

 

Y una segunda dedicada a sus padres, en el momento de la última despedida.

 

 

El fascismo al desnudo

 

Dedicado a mi querido sobrino Otilio Alba fusilado en el Campo de la Bota en Barcelona por las hordas falangistas en el año 1941

 

Sigue segando maldita

las florecillas más bellas

te ensañas con los más jóvenes

y trituras las más tiernas

 

Son tus celos de cadáver

tu figura tan hermosa

la que con monstruosidades

va desolando la tierra

 

La has ensangrentado es cierto

lo saben bien las estrellas

pero el sol también lo sabe

que serás la suerte eterna

 

Los hombres que asesinaste

será el agua turbulenta

que a no tardar te ahogara

y tu muerte será cierta

 

Tu eres devastación

y tu lema es tierra muerta

tienes seco el corazón

y vas sembrando miseria

 

Eres viejo en proceder

aunque joven de apariencia

no alardees de bondad

que los hechos solo cuentan

 

En cambio, los que persigues

anulas y menosprecias

son la riqueza del mundo

y la robustez eterna

 

Cuando estos triunfaran

y su triunfo ya se acerca

renacerá la justicia

con una paz duradera

 

Entonces la humanidad

resurgirá corpulenta

como Hércules vigoroso

verán florecer la tierra

 

¿Cómo serán estas flores?

 

Estas flores serán bellas

serán jóvenes también

también lejanas y tiernas

tendrán pensamiento propio

tendrán ideas modernas

y lanzaran en fragmentos

tu idea de las cavernas

en el fondo del abismo

allí el pedregal te espera

y el choque producirá

una densa polvareda

arrastrada por los vientos

veloces como centellas

tus añicos lanzara

contra un Planeta de Piedra

solo así podrás vivir

y seguir beata materia

ya que corazón no tienes

y tu cerebro es de fiera

 

Solo quedara el recuerdo

de tan malvada epidemia

de unos años de penuria

en la espantosa miseria

en que sometiste al mundo

con tus ideas de hiena

el pueblo que vil hollaste

con tu juventud serena

hará florecer los campos

que tu hiciste tierra yerma

 

Que de torrentes de sangre

surcan del globo las sierras

que jardines más hermosos

hará el pueblo cuando mueras

¿morirás? qué duda cabe

se acerca tu hora postrera

has nacido ya cadáver

maldita y ruin calavera

a cada gota de sangre

de que vilmente vertieras

sera un pilar que jalone

una era justiciera

 

Miguel Alba Lozano en el Campo de Agde 11-09-1942

 

 

 

A mis padres queridos

 

Víctimas y victimarios del siglo XX Siglo de la “Católica Civilización”

 

Un día ya muy lejano para que el hambre no segara nuestras vidas

un hijo os acompañaba grave las entrañas maltrechas y doloridas

a la frontera española la que nos hizo refugiados y apátridas

juguetes de las borrascas y náufragos de mares enfurecidos

 

Hemos llegado al dintel de nuestra tierra, de nuestra España tullida

vosotros padres cruzarlo, aunque tristes sangrando vuestras heridas

dentro tenéis otro hijo que os cuidará protegerá vuestras vidas

decirle que no lo olvido, es mi hermano, si, si, lo será toda la vida

 

Decir también a sus hijos y en mi nombre que la suerte los bendiga

que yo sigo de mi estrella por el mundo el camino que me trilla

y mientras haya en España un tirano un canalla un asesino fascista

no cejare de luchar con toda mi alma, aunque me cueste la vida

 

Salud mis padres queridos, quizás ya no vuelva a veros más

es el hambre y el dolor (que hoy nos muerde) el que nos va a separar

yo tengo el presentimiento vosotros (sin duda) lo tenéis más

todo que nuestro vía crucis nadie, nadie lo podrá evitar

 

Coraje queridos míos coraje, hoy no puedo ofreceros más

mi exilio será muy largo, lo presiento, cortada mi libertad

padre mío, madre mía, cuanto, cuanto vais a llorar

Al hijo que hoy os quita y os arranca toda una monstruosidad  

 

Mientras viva en sus entrañas vuestra imagen llevara

es un girón de la vuestra que os acaba de rasgar

un canalla empedernido, un monstruo y cínico militar

un hijo espureo  de España un salvaje que la retrogradara

 

Y las más grandes cadenas por un siglo sus hijos arrastraran

los más puros los más dignos de mejor y más buena voluntad

los que siempre han defendido y siempre defenderán

la justicia para todos el pan la sagrada libertad

 

Ya se fueron pobres viejos no se la suerte que correrán

con su gran melancolía ateridos y su más grande pesar

en la heroica Barcelona aunque enfermo a su hijo encontraran

y a pesar de los pesares el podrá a nuestros padres remediar

 

Y los otros cinco hermanos (hoy exiliados) acabamos de afrontar

la más monstruosa y sangrienta batalla que se pueda imaginar

contra las hordas salvajes y mercenarias del fascio internacional

que asolaron nuestra España implantando el espíritu del mal

 

Campos de concentración rodeados de hierros espinosos y en serie

fueron mis hogares de hambre de tristeza y de aventura al intemperie

los que vinieron en Francia a mitigar mi grande agonia y desventuras

de que mis pobres padres habían muerto de tristeza como dos desvalidas criaturas

porque teniendo tantos hijos y tan amados habían tenido que morir desamparados

 

Cuando la cruz roja internacional por avión desde Inglaterra me envió aquella esquela

creí que el mundo entero me había declarado a mí la guerra

cuan grande no sería mi tristeza que creí perder del todo la cabeza

hasta que pude por fin dominar mi grande emoción con el mayor coraje y entereza

 

Y fue la guerra si mundial no solo para mi ello es bien cierto

que nosotros predijimos ya en nuestro país hoy irredento

y más adelante os diré quienes fueron sus actores y protagonistas

para que el mundo conozca bien todos sus traidores y terroristas

 

Mayor () de ignominia no hay ni se han podido colgar

las llamadas democracias cómplices por cobardía del genocidio mundial

más diabólico que Hitler, Franco y Mussolini han podido maquinar

para empapar bien de sangre el orbe y antes nuestro suelo nacional

 

Ha sido el más colosal y colectivo homicidio que la horda militar

haya podido aplicar para asolar el Planeta y sus hombres degollar

en estrecha comunión con el odioso y nefasto oscurantismo

así nadie se opondrá, tampoco protestará clavado en la cruz el cristo

al régimen a implantar de cruces y calaveras denominado fascismo

 

Cuanto luto, cuanta sangre cuanto, cuanto dolor y martirio

soportamos los humanos estoicamente en un completo delirio

por tolerar tantos judas mercenarios del holgazán señorito

que debieran estar todos en el más hondo y escarpado precipicio

 

Despertar pueblos del mundo es muy grave, despertar os lo suplico

que vuestra torpe ceguera tiene al orbe en un perpetuo suplicio

pensar bien y situaros y en masa que el armaros han concedido

y si sabéis emplearla sin violencia y con perfecto equilibrio

se os abrirán generosas y también majestuosas las puertas del paraíso

 

La huelga mundial de 48 horas, problema resuelto pacíficamente

 

Todos podremos entrar sin diferencia de raza ni de colores como hermanos como hijos

del solo dios verdadero (la naturaleza) que nos dio a todos un juicio

para querernos y amarnos sin rencores, sentaremos los principios

de justicia libertaria, en la paz y en el amor para anular los prejuicios

 

No más odios ni más guerras ni más clases ni litigios

las riquezas son de todos, si, sin más particularismos

de todos son los deberes, de todos, y debemos de cumplirlos

para poder con honor y equidad los manjares repartirnos

 

Miguel Alba Lozano en Cordes 20-12-1945

  

Poesía en cuya primera parte recuerda el momento en que se despide de sus padres cuando estos vuelven a España y deja constancia de cómo se enteró a través de la Cruz Roja de la muerte de los mismos. La familia les enviaba paquetes a través de la Cruz Roja, sobre todo ropa mis abuelos desde Calamocha enviaban conservo alguna carta resguardo. Habla en este caso de cinco hermanos exiliados. Mas uno Otilio Alba Lozano que quedo en España y otro que había muerto en las obras trabajando. Con lo cual serían siete hermanos, 5 varones y 2 hembras

 

(Cordes: Primer lugar donde vivieron al salir del campo de Agde)

 

 (*) TOMAS PONS ALBESA

Su familia lo recuerda aquí CLICK

https://www.elbaix.cat/2022/03/13/sant-feliu-el-llibre-sota-la-llum-del-mar-despe-pons-recorda-dimecres-tomas-pons-militant-del-psuc-afusellat-al-camp-de-la-bota/