Recuerdos de Calamocha

Recuerdos de Calamocha

sábado, 16 de julio de 2011

RETACIA.

Receta para dos litros:

Un litro de anís seco, o cazalla

Un litro de anís dulce

Un buen puñao de guindas, no en vano luego se comen, y es lo que mejor esta

Un puñao de nueces verdes, media docena por decir algo. De la Serrana.

Un clavel o mejor dos, de una clavelina que haya pasado el invierno calamochino al raso. Es el toque de la alegría.

Un trozo de zarza, palmo por litro, esto es el ser, de los alrededores de la Fuente del Bosque o la Huerta Grande, depende de si estas en el Rabal o en el Peiron que sobre gustos no hay nada escrito, en cualquier caso, a orillas del Jiloca, y si quieres un licor seco, al Campo de Aviación y ya si quieres toda una delicatessen como resultado final, ha de ser del Camino la Cañadilla, tirando hacia Navarrete, junto a alguna tapia de cal.

Añadir, finalmente, o no, unos granos de café. Imagino que ya seria en los años finales de los cincuenta cuando dieron las abuelas en poner café, ya que antes, … era un lujo, todo lo más, se tomaba salvado.



Buscar un recipiente de cristal de boca ancha, para que entren las nueces, un garrafón sin mimbres, y listo.

Dejarlo al raso, en al bardera de sarmientos de la viña de la dehesa, en el tejado, que le casque todo el sol del verano, para que se emboten bien las guindas y coja color el licor.

Lleva alcohol, y no poco, no se va a helar, pero por si acaso, y dado que por la noche todos los gatos son pardos, bajar a la bodega o subir a la falsa, no vaya a ser que se la lleven. Largo es el invierno.

En cualquier caso, no peder de vista.

En esto, como en todo para gustos los colores, y “Quan-més-sucre-més-dolç”. Cuanto más azúcar más dulce….

Al cabo del año ya esta lista, se cata, y se apaña, se añade anís, o azúcar, zarza, o se deja estar…

Y a cada año que pasa mejor esta, y hace de madre la primera Retacia, así que tanto como te bebes, puedes rellenar de anís, hasta que se agote…

( Tener presente, eso si, que la Retacia, ni se crea ni se destruye, simplemente se transforma, evoluiona, .. asi, en los corros entre el Rabal y el Perion, hay quien dice que le pone un poco de canela en rama, que le da un color agradecido, un tono marron de lujo, y hay quien dice  le pone  una piruleta, un chupa chups de fresa, para darle color y dulzura. Hay calamochinos para todo)



La pasada noche en la fresca, Remigio, de allá de la parte de León, bien comido y bien bebido, como manda dios, termino por decir: “no me duele nada, pero ahora mismo, me hacia una copa de licor de nueces, de nueces no, de cerezas con nueces, no tampoco, de guindas con nueces, que aun esta mejor, y orujo, aunque a falta de carne, bueno es el pescado, y también sirven las cerezas… licor de guindas,  de allá de mi pueblo. Nuestros padres se cascaban todos días un trago antes de salir de casa, que decían quitaba el frío, y las abuelas en cuanto les dolía algo, agarraban la botella y a cascale también, decían que eso lo curaba todo, .. a todas horas les dolía algo, y a nosotros también nos daban, que si los huesos, que si las tripas, con lo que dura allí el invierno… tinajas enteras hacíamos”.

Tiempo atrás, como todos los años,  llegaron a casa un buen puñado de cerezas, de allá de Los Molinares, cosecha triste la de este año, “los cerezos lloraban cerezas” dijo mi padre, todo me dolía al verlas, todo eran recuerdos, y ahora qué… Pena.


Así que aparte un puñado y me fui a por la Retacia madre, de cuando comulgue y se las puse, que mas da si no son guindas, pensé… y al mismo tiempo, puse unas pocas en otra botella, con nueces de la Serrana, y zarza de allí mismo, que unos días después trajo Miguel, no será Retacia, no lo será, … será Licor de Cerezas de La Amada.

Dedicado a la Carmen, La Amada, quien hace unos días, se fue al cielo.

Hoy seria su santo. Para todos nosotros, en el Barrio, para toda la chiquilleria, en aquellos años, era como una madre, de hecho, mucho mejor, en su casa, entrábamos, salíamos, subíamos, bajábamos, lo poníamos todo patas arriba, en un trajín eterno, cazábamos renacuajos, toreábamos a los pavos, le hacíamos las mil y una perrerías al perro, a Yaki, comíamos, merendábamos, …. Lo que fuese menester, que para eso éramos niños y teníamos que jugar, y siempre, siempre con una infinita sonrisa en su cara. “Hala, maños pasar a jugar”.

16 de julio de 2011, Festividad de Nuestra Señora del Carmen. Sábado. 

4 comentarios:

Pedro López dijo...

ostras podias preparar una botella para celebrar el campeonato de Patri , tranquilo la cena la pondrian los lopez

JESUS dijo...

Tranquilo, celebraremos el campeonato de ajedrez ganado por la Señorita Lopez allá en los territorios de ultramar por todo lo alto. Y no quiero ni pensar lo que será cuando gane, aquí en la metrópoli.

Tendrás lo que pides.

elenabernad dijo...

hola.me encanto tu blog.nosotros estamos recien experimentando con los licores.vivimos en chile. y leyendo libros antiguos ,descubrimos la retacia...y tb descubri q se hacia mucho en aragon...soy de zaragoza,y ni idea de este producto..nos encanto, y estamos dispuestos a hacerlo aca,y darlo a conocer...tendremos q hacer quiza alguna variante,claro,xq algun ingrediente sera dificil de conseguir..a experimentar¡¡¡¡ahi le contaremos cm salio...
asi q muchas muchas gracias x esa informacion q dio..
saludos desde chile

JESUS dijo...

Animo, no deja de ser un licor de anis con guindas, y donde haya cerezas casi con toda seguridad habra guindas (cerezos bordes). El resto, la nuez, la zarza, el clavel, aun siendo cierto no deja de ser algo anecdotico, tal vez, se salve el cafe, que le da color y sabor,... es cuestion de probar y apuntar las proporciones y dar a probar a ver que le gusta mas a la gente.

Ya nos contareis, animo y adelante, muchas gracias por llegar hasta aqui y el comentario.

Habia otro licor tipico,este de temporada, lo hacian en el momento de la vendimia, con los carros llenos de uva a la puerta del trujal, de la bodega,estos empezaban a tirar el mosto, el primer zumo de la uva, se recogia y se mezclaba con anis. Mosto con anis, ese era su nombre, asi de simple y bueno.

Adelante, que vaya todo bien. Gracias