Recuerdos de Calamocha

Recuerdos de Calamocha

lunes, 26 de febrero de 2007

Calamocha. Mercado de Saldos. Principios del siglo XXI




Mercado de Saldos.

Era el sábado de la Fiesta del Santo Cristo, y en la Calle Real, habían puesto los Comerciantes de Calamocha un mercadillo.

Allá que fuimos, a comprar, prácticamente lo único que sabemos hacer para divertirnos, triste.…. Por cierto no recordaba cual era la Calle Real, …

Habría que ir pensando en colocar un cartel, mejor si son dos, al principio y al final de la misma, que diga:”Antigua Calle Real”, con el fin de que no sé olvide tan bonito nombre.
 

En un Mercado de Saldos, a tenor de los comentarios oídos, se compra por venganza, no es lo mismo que en el mercado habitual, este es mucho más divertido y piensas ingenuamente que quien te lo ha vendido ha perdido dinero, por deshacerse de un estorbo … Eres Feliz. Y algo tonto también, por que nadie da duros a cuatro pesetas, pero que más da.

Entre otras cosas compre un reloj de cuerda y campanas, como los que tenían nuestras abuelas, con un tic tac que hace pensar que dentro lleva tecnología punta de la Segunda Guerra Mundial, de origen japonés y pirateada hace unos días por los chinos, relucía tanto, era tan bonito … y hablo en pasado, por que en dos días perdio el color y ahora parece de los años 50. Genial.

Y dejo para el final, lo mejor:

La longaniza, algo extraordinario, que buena estaba, vamos, que se quite el jamón, habrá que ir pensado en unificar criterios y buscarle una denominación de origen, .. ósea, Saber Venderla, además, para comerla no hacen falta dientes, y eso siempre es una ventaja.

No hay comentarios: