Recuerdos de Calamocha

Recuerdos de Calamocha

martes, 1 de julio de 2014

JILOCA. El rio que nos lleva.



En la sección Jiloca de aquel día, el Lucha, lo que hoy sería el Diario de Teruel, hablaba de paisaje, de reforestación como forma de evitar la erosión y ganar pastos, un éxito sin precedente ya alabado, remarcaba, tanto por contrarios, como por “adictos”  de cultivo en tierra baldía y laderas siguiendo la lógica de las curvas de nivel, de poesía, de historia. Decía así uno de sus párrafos: 

Reforestación 

… Por otra parte el elevado número de jornales invertidos en la misma quedan en poder de los más menesterosos que con su trabajo, están llevando a cabo la importante tarea de reforestación.

Por medio de nuestro periódico Lucha, hacemos un llamamiento a todos los pueblos, que sus aguas afluyen al Rio Jiloca, para que siguiendo el ejemplo de estos pueblos, no vacilen en llevar a cabo la repoblación, con la doble finalidad de aumentar sus riquezas y a la vez evitar que las tormentas, y precipitaciones produzcan los efectos, tan desastrosos que hemos conocido en estos últimos años, en la fértil vega del Jiloca, donde muchas familias se ven obligadas a la emigración, al ser arrasadas sus cosechas, y echadas abajo las ilusiones de todo un año de trabajo, aparte de los innumerables desastres que se producen en las vías de comunicación y propiedades.

XXX 

Han pasado más de cincuenta años y seguimos en las mismas, cuando no por una cosa por otra, la casa sin barrer, en este caso, el rio sin limpiar. Lo mismo que hace medio siglo. La cosa no cambia, ni cambiara, no lo esperes.

Queda el consuelo, para eso están las hemerotecas de cajón, los periódicos viejos con los que nuestras abuelas cubrían el fondo de los cajones, aquí un ejemplo, que ahora si saber ni cómo ni porque uno se pone a leer, aburrido de leer tantas y tan importantes cosas como nos cuentan hoy los periódicos.

 Habrá estado ahí todos estos años, desde la década de los cincuenta, pero ni caso, lo mismo que al rio, ni caso. No le he hecho ni caso, no le hacemos ni caso. Pero tanto el periódico como el rio, han logrado llegar hasta nuestros días, lo cual me da pie a pensar, que me sobrevivirán sin esfuerzo.

Sin firma, o firmado como X.X.X eran otros tiempos, nada fáciles a la hora de criticar ni menos aun, a la hora de pedir lo que hoy llamaríamos responsabilidades, ¿a quién?, vete tu a saber, al Maestro Armero. Sin embargo lo hacían. Un llamamiento a todos sus pueblos…

Ahí están los trozos de periódico viejo, para recordarnos que poco o nada ha cambiado, que ya entonces había quien clamaba al cielo y al Maestro Armero a un tiempo, como lo hay ahora, por que hiciesen, hiciésemos,  algo por ese rio llamado Jiloca, que nos dio la vida, riqueza que poco a poco se nos escapa de las manos.



Pd Entre las fotos, veinte años de diferencia, como dice el tango, “veinte años no es nada”.

 AÑO 2013
 AÑO 1995



 AÑO 2013
 AÑO 1994

4 comentarios:

Jesús Blasco Lopez dijo...

Toca ya mirar por nuestro Rio.

JESUS dijo...

Santo Cristo el Arrabal, el Señor de las Avellanas por aquí, supongo, justo antes de salir a Jarve.

Mil gracias

Recuerdos

PD Ya ves como entonces la prensa, en tono paternalista, trataba de enseñar y de ponerte manos a la obra. Ahora sería algo diferente, pediría que te quejases a diestro y siniestro, para que vengan y arreglen, lo que tu…

Disfrutar los que podáis mientras quede una senda y un reguero por el que pasear. No le des mas vueltas.

Pascual Royo dijo...

Insisto, ya querría el NO-DO un archivo como el tuyo.
No tendrás alguna foto mía bailando el baile a San Roque ??
Salud.

JESUS dijo...

En realidad tengo cuatro fotos, lo único que ocurre es que no las escondo, las enseño, no son ningún tesoro, y si lo son, si no dejas que se disfruten, ya me dirás tu, de que sirve semejante tesoro, la cantidad de similares ocultos que debe haber a lo largo y ancho del pueblo tiene que ser impresionante. Pero no los veremos, esta ese otro tipo de amante de los recuerdos, que solo los quiere para él, y cuando sube a la Cañadilla sus tesoros como zarrios a los ojos de su descendencia le siguen unos meses después.

Quien dice fotos dice cualquier otra cosa, conste no colecciono nada.

Recuerdos

De modo, que vas a tener que esforzarte un poco más para que creamos que tu, bailas a San Roque. Yo no lo recuerdo, tal vez el Dios Jarve pueda dar fe.