Recuerdos de Calamocha

Recuerdos de Calamocha

lunes, 20 de agosto de 2012

La noche de los Fuegos.


Hombre ya están aquí los agosteros para las fiestas, pasar maños, pasar,… que en la calle hace muchismo calor, menudas fiestas se van a preparar, habrá que ir por la sombra el día del Baile…

Aquí estoy que me ha traído Isidro, el de la Aragonia, el programa de fiestas, que se lo he cambiao por unos tomates y pepinos ya sulsidos, que habíamos de tirar por no tener ni gallinas ni tocinos y me estoy volviendo loco, porque ya me lo he leído dos veces y no he visto que hagan Fuegos Artificiales, se los habrán dejado de poner, porque no puede ser que no haya,… trae ese otro programa el pequeño, que lo lea a ver si en ese lo pone.

Joder, pues esta sí que va a ser gordisma, que no hay Fuegos en San Roque, que aquí tampoco lo pone, mecaguen el copón bendito, que diría el pobre de Perico,…  Camino de los ochenta que estamos ya y que yo recuerde siempre ha habido fuegos,… ya desde chicos, siempre vamos, siempre,… ahora sí que es verdad que está la cosa jodida, que no hay una perra para nada, ni menos aun para pegarle fuego.

Bueno, y que más nos da, si tampoco íbamos a ir, hablar por hablar… que se gasten esas perras en la comida de la vaca, que aprovechara más…Venga ternera al plato.

Joder, no haber fuegos, menudas trápalas cuando éramos zagales, …  "niños, enteraros bien de cuando son los cuetes y venir avisar", nos decían, … y ya todos días al tanto, y venga corriendo por el Peiron abajo toda la chiquillería gritando, “que son los fuegos, que son los fuegos”, y toda gente a salir a verlos, y mi madre, "venga pasar corriendo a casa la Marcelina y que salga que nos vamos para la plaza, y avisar a la Miercolas y el Tio Colin… si están es casa, que no estarán", y todos a ver los fuegos. 

Y venga a correr con las albarcas hacia el Peiron o la Plaza de la Iglesia, donde fueran…. Pero que ningún día llegábamos, que siempre los veíamos por el camino….”si no duran nada, si no duran nada”… "ale no cale correr, vamos al baile". Y la puerta de casa, abierta se quedaba, no habia miedo a que se llevaran nada.

 Que afición llevaban los abuelos, por los cuetes, más que ahora…

 Nada, que no hay fuegos y se ha terminado. Me bajo a la bodega a llenar la bota.

2 comentarios:

Álvaro Lamela (xeneizes) dijo...

Y en estos días, finales de agosto: ¿no hace tiempo de ponerse la rebequita (palabra que me encanta a mi abuela) en Calamocha?

JESUS dijo...

Por eso mejor no acercarse, al telefono comentan "hace un frio de tres pares de cojones,pa las fechas que estamos, un airucho del copon un dia mas malo que pa que"... pero de sacar la rebeca, nada de nada, que no sea totosantos...

Espero la foto actualizada del equipo