Recuerdos de Calamocha

Recuerdos de Calamocha

jueves, 20 de octubre de 2011

Tortas Escaldadas.



Escaldadas de Navarrete

Ingredientes:

Kilo y medio de harina.
Medio litro de aceite de oliva.
Medio kilo de azúcar.
Un cuarto de anís.

Elaboración:

Poner el aceite en la sarten y cuando este bien rusiente verterlo sobre la harina y mezclarlo todo bien con el fin de escaldar la harina y que esta no sepa a pan.
Dejar enfriar.
Una vez enfriado poner el azúcar y el anís.
Hacer las tortas
Poner en el horno hasta que se doren.
Sacarlas del horno y en caliente, ponerles más azúcar.
Comer


Recuerdos al pueblo del Gran Rafa, atento, esto con Retacia... bueno, que te voy a contar que no sepas, en fin, pasale la receta al Padre encargado de la intendencia.

PD Te escribiré algún día.

miércoles, 5 de octubre de 2011

Todo pardina.


El silencio del barrio, apenas roto por el paso de algún coche, o algún camión tardano de aquellos que bajaban con paja hasta los topes, del campo de Bello y la laguna de Gallocanta, camino de Valencia, tenía en la llegada de la noche, sus propios ruidos, de todos conocidos,… entre ellos, el cerrarse de las puertas de las casas, el dar por acabado un día más.

“Coño, ya serán cerca las diez, que estranochada más larga, se siente la puerta de Perico, que se irá a la cama ya, menudo fresco debe hacer”.


Perico, como todos en el Barrio, como uno mismo hoy en día, no se podía ir a la cama, sin asomarse a la puerta y mirar el cielo. Entreabría lo justo para asomarse a la calle, la madera del portón rechinaba y emitía un sonido que se propagaba por toda la calle, con un pie dentro y otro fuera, para salvar el escalón, del patio de su casa, por debajo del nivel de la calle, … miraba al suelo, y luego alzaba la vista, mecánicamente al cielo, como dando gracias, por vivir, como queriendo averiguar, lo que ya sabía, el tiempo, que no traía nada bueno, a esta tierra calamochina, la mejor del mundo, que sin embargo tenía en el mal tiempo, su mejor amigo.

En frente, unos metros más allá, camino del cuartel, Gargallo vigilante, quitaba la cadena de la puerta, la entreabría, chirriaba estrepitosamente,… nos enterábamos igualmente todos, … “la hostia, que poco gastamos en aceite, se jodan civiles y maestros como puedan, si se despiertan, no viven poco bien los sin vergüenzas estos, que tiempo más cabrón, redios”… 

Veía a Perico en al puerta, fija la vista en el cielo, como rezando, como hablando con Santa Barbará pare evitar lo imposible… y en tono serio y apocalíptico, Gargallo, le hablaba desde lo alto, desde el pedestal de entrada a su casa, esta, por encima del nivel de la calle, a refugio del agua, que en los días de tormenta, buscaba la salida por el callejón de los Condas, a unos metros de donde estaba Perico.

“Niño, ande vas sin la boina con el hielo que va a cascar esta noche, , no salgas, quieto en el blocao… todo se va joder, se ha de helar hasta el Santo Cristo y el copón bendito, ya te puedes apretar bien en el catre ya, pa no joderte de frio”. 

Perico, entre distraído,  ensimismado, adormecido y jodido de frio, amodorrado, al oírlo, con indiferencia, la cortesía del saludo le obligaba aun con cierta desgana a charrar. 

“Mecagüen san dios, tu habías de ser, botarate sinvergüenza, no me seas payaso, a tu se te había de helar aunque na mas fuera la bicicleta, pa que te jodieras y te hubieras de comprar otra, anda, anda, vete a la pajera ya, échate a la alberca con los mimbres a dormir, que si salgo te avio. Fijate lo que te digo, debía ahora la Gitana de darte con la puerta en los morros por no decir en otro sitio y dejarte al raso… “

“Hombre, me iría a dormir con tu, no me ibas a dejar en la calle verda, después de tantos años”.

“Ya veríamos, pequeño eres, pero a mi ver, según dice la Moracha, solo haces que tirar patadas a todas caras, que eres muchismo malo pa dormir, siempre lo ha dicho…  Tira pa dentro, que yo me subo al catre, que la tele es una pena, nunca echan nada, … y es donde mejor esta uno, en la cama. Tira pa dentro sinvergüenza, así se te hielen a tu las albarcas y te jodas”

“Coño, me joderia mas que se me helasen las albarcas, que la bicicleta, la ultimas de Leon Muñoz me lleve este verano, con esas ya tengo bastante pa lo que me quede… vamos a la cama,  donde menos se gasta…. 
“Apretate, apretate”

“Yo también me voy a subir, y la tía esta, que se joda como pueda, y suba cuando le de la gana, no se qué coño está viendo en la tele, si no se entera de nada, mas sorda que una tapia. Hala tira a cascala, y no hagas cuenta, que esta noche todo se nos hiela, no ha de quedar nada en la tierra”.

“Ale, tira, mecaguen la leche jodida, mañana dios dirá, todo se ha de fastidiar, una pena”.

“Todo pardina maño, todo pardina…”