Recuerdos de Calamocha

Recuerdos de Calamocha

jueves, 16 de abril de 2009

El Bacalao en Viernes Santo

Viernes Santo

Bacalao con huevos fritos, setas y cebolla.

Bacalao a lo Peribañez de Navarrete
La noche de antes, y con buen criterio, en lugar de ir al Via Crucis de Calamocha. Esa penitencia insufrible donde sale el Especialista, el Doble, el Mayordomo del Nazareno Calamochino, oriundo de algún rincón olvidado de Teruel capital.

Lo dicho, nos quedamos en casa y desalamos con cariño y paciencia unas postas de bacalao del mar de Soria, de donde si no de AGREDA.
( Las cosas comos son, a Calamocha, solo le falta un secadero de bacalao para ser un lugar tan perfecto como aquel rincon soriano).

Y a la mañana siguiente…

Preparamos un par de huevos o tres de corral.

Y a falta de setas, que ya no quedaban enrastradas en el granero, por caer esta Semana Santa un poco tarde, buenos son los champiñones.

Para terminar cortamos y apuramos unas de las pocas cebollas que han logrado pasar el invierno sin echarse a perder.

Y a cocinar:


Freímos en la sartén a fuego lento, las postas. Y luego las pasamos a la cazuela



A continuación, sobre el mismo aceite freímos los huevos lentamente. Y a la cazuela con ellos.



Y para finalizar, en la misma sartén, freímos a un tiempo las setas con la cebolllica, y luego todo a la cazuela.




Y a comer, merendar y cenar, que a falta de carne que mejor pescado que el bacalao
Decia el cocinero:

“En mi casa, el Viernes Santo, siempre ha sido esta la comida, de toda vida se ha comido bacalao este día, de una u otra forma.

Antes siempre con setas, pero ahora entre que hay menos, y que tampoco estamos para buscar y que en los graneros ya no se guardan como antes, porque no hace frio y las humedades las pudren…hay que echar mano del champiñon”


"Venga maña, me vas a decir tu a mi, como hacer el bacalao, ... anda callate, callate...ya veras que bueno esta"
Rico, rico y con fundamento, olía bien, pero estaría mejor, … solo que en el cielo huela así de bien, merece la pena subir.

Ciertamente tremendo, rico, rico y con fundamento, merece uno creer aunque solo sea por estas, cosas. Y como olia.

No veas lo que se pierden aquellos que no guardan el ayuno por no creer…

Voy a enviarle el enlace al Arguiñano, por si un dia de estos se quiere pasar a almorzar… ese hombre viaja mas que la tia Gueda de Navarrete y alguna vez parara a comer.


Con un almuerzo así, ya puede nevar … y de hecho al dia siguiente, y por segundo año consecutivo, nevó.

Pero eso, ya es otra historia.

No hay comentarios: