Recuerdos de Calamocha

Recuerdos de Calamocha

lunes, 24 de noviembre de 2008

La Cuadrilla. Retrato en grupo.

Supongo que para hacerse la foto, los amigos aquel día, tras mucho cavilar, se pusieron de acuerdo en gastarse los cuartos en tan bonito capricho, se vistieron con su mejor traje y se fueron al fotógrafo.

Y este dio en retratarlos e inmortalizarlos de forma incomparable. Sobre fondo blanco, los de oscuro de pie detrás y delante sentados los de color claro, y como guardianes a ambos lados, para no romper la simetría, los abufandados, vaya palabra, “boinas negras”…

Claro que en aquel entonces se sabia del valor de una foto, y los retratados se dejaban fotografiar, en suma, sabían posar.

La foto, retrato en grupo, será de finales de los 40 o principios de los 50 y muy probablemente aquel día acabo con cuatro jotas de mas, alguna que otra ronda, y porron arriba porron abajo, …

Me encanta la foto, la bufanda que lleva mi tio, el primero por la derecha según se mira de frente, aún esta por casa, y la boina, que decir de la boina, la lleva de forma magistral.

Siempre que escucho la canción de Joaquin Carbonell, que he puesto más abajo me acuerdo de dicha foto, aunque la historia que narra y canta no tenga nada que ver con los retratados.

Simplemente, habrían podido ser unos magníficos extras en cualquier película de cine negro americano, haberse codeado con Bogart en el Halcon Maltes, haber puesto presencia en el “video” de dicha canción al son de Carbonel, o trabajar junto a Ozores y Leblanc en el Tigre de Chamberi … y si Woddy Allen los hubiera conocido, a buen seguro habrían hecho un cameo en cualquiera de sus películas del Nueva York de antaño a ritmo de jazz …


Canción:

Éramos cuatro canallas,
lo más selecto de aquel barrio de ranas,
cuatro canallas, tan excelentes,
que en poco tiempo nos quedamos sin dientes

Teníamos fama de peleones,
de buscar bronca con todos los matones,
era la monda, ver la cagueta
de aquellos pijos de corbata y chaqueta

Teníamos gancho con las pibitas
y a todas ellas les vimos las braguitas
éramos cuatro tipos tan majos
que la maestra nos mando pronto al carajo

Pero el amor, tan oportuno
nos fue tocando uno por uno
y aquellos, cuatro, cuatro canallas
sólo miraban por sus damas

Pero las chicas, tan caprichosas
sólo soñaban, con joyas y esas cosas
nuestros modales, les daban grima
y así señor, uno se desanima

Cuando asaltamos la pescadería
solo tratábamos de mostrar nuestra valía
tomar la pasta no es reprochable
cuando uno es pobre y su novia insaciable

Cuando la poli, nos echo el guante
verse esposado no fue tan excitante
a media noche lloviendo a mares
llego el Tendero y nuestros familiares

Cuando nos vieron, tan asustados
todo eran llantos ya abrazos desolados
incluso el bobo del pescatero
nos llevo a casa, un kilo de mero

Sólo las chicas, tan distinguidas
desde aquel día se sintieron heridas
aquellos cuatro, cuatro canallas
habían manchado el honor de sus damas

Y así el amor tan oportuno
nos fue olvidando uno por uno
y asi perdieron esos canallas
el corazón de sus damas

La canción se puede escuchar aquí :

http://www.joaquincarbonell.com/html/discos/discos.php?disco=homenage